Lady Gaga es portada en «Harper’s Bazaar» USA

Así es, Lady Gaga es portada para dicha revista en la edición de Marzo en Estados Unidos. Y quien la ha fotografiado ha sido el mismísimo Terry Richardson -puedes ver las fotos en nuestra Galería
PARTE DE LA ENTREVISTA:
           No siempre es fácil ser Lady Gaga y en 2013 fue especialmente difícil. Por primera vez desde que emergió de un club de Nueva York en 2008 el planeta Gaga parecía estar en peligro. Su último álbum «ARTPOP», un esfuerzo experimental con tintes R&B acompañado de una obra de arte de Jeff Koons y un dueto controversial con R. Kelly, ha dividido a la crítica. 
 
             También ha soportado una ruptura muy pública con su mánager, Troy Carter, justo una semana antes de la salida de su álbum en noviembre, todo eso pareció sacar a Gaga de la órbita. Pero 2014 es un nuevo año y Stefani Joanne Angelina Germanotta es una rareza del Universo. 
 
             Después de un descanso durante las vacaciones y después de un tiempo muy bien documentado con su pareja, el actor de «Chicago Fire», Taylor Kinney, Gaga está de vuelta volviendo a ser la inimitable Gaga, con una reluciente campaña para Versace y con su próximo Tour que empezará la próxima primavera.
HARPER’S BAZAAR/Entrevistador: ¿Cómo has cambiado durante estos últimos años?
 
Lady Gaga: En realidad no he cambiado. Trabajo todo el día, investigo, esbozo mis ideas y preparo mis actuaciones. Mi experiencia con la fama ha sido lo contrario: «¿Cómo puedo parar esto para que no me cambie?» Quiero decir, ya no estoy arruinada, ¡eso está bien! Pero hoy por hoy estoy más cómoda con quien soy. Cuando era joven sentía la presión de convertirme en otra persona cuando me hiciera famosa. Es la intención de mi trabajo la que ha cambiado. Ahora tengo fans. Tengo un nuevo propósito: hacerles recordar que soy uno de ellos. Mi conciencia ha cambiado.
 
Entrevistador: ¿Cuál fue el primer gran momento musical en tu vida?
 
Gaga: Fui a ver «El Fantasma de la Ópera» con mi abuela y mi madre cuando era muy pequeña. El escenario, las voces, la música… El compositor Andrew Lloyd Webber fue una masiva inspiración para mí durante un tiempo- la narración, el delicioso y sombrío trasfondo de su música. Sabía que él podía verlo mientras lo creaba. Es de la misma manera que yo experimento la música.
 
Entrevistador ¿Cuál es tu traje favorito de todos los tiempos?
 
Gaga: Audrey Hepburn en el partido de «My Fair Lady», el gigante sombrero blanco con el detalle floral, el vestido de encaje estilo sirena con lazos enormes y un bastón para caminar. He amado ese traje desde que era pequeña. Diseñaré algo como eso algún día.
 
Entrevistador: ¿Guardas mucha de la ropa que te has puesto?
 
Gaga: La ropa que he adquirido con el paso de los años es muy importante para mí, desde trajes hasta la costura, de moda de alta costura a ropa punk que he coleccionado desde mis puntos internacionales secretos. Guardo todo en un almacén enorme en Hollywood. La ropa está en maniquís, también en perchas y en cajas con una foto de cada pieza. También hay una web a la que puedo acceder para ver todo. Es enorme, nunca podría ordenarlo por mí misma. Estas prendas cuentan la historia de mi vida. Y después hay la ropa de mis tours. Esa es la sección más sagrada para mí. Esas son las prendas en las que he acumulado la energía, la alegría y los gritos de mis fans alrededor del mundo. Mi ropa es mi posesión más valiosa por dos razones:
1. porque es la visualización de todo el trabajo duro que he hecho hasta llegar aquí, y
2.porque es una leyenda para la enciclopedia de mi vida. Esto es exactamente lo que he intentado filtrar en la conciencia de la gente alrededor del mundo: que la vida es una forma de arte.
 
Entrevistador: ¿Cómo es tu casa?
 
Gaga: Mi «casa» es un tema controversial. No tengo exactamente una. Vivo por todo el mundo. Mantengo un pequeño alquiler en Nueva York donde cuelgo muchos de mis sombreros cuando voy a ver a mis padres y a mis amigos neoyorquinos. Es como un pequeño joyero cubierto de espejos con rosas doradas, un enorme sofá rosa, un jarrón caro, un piano blanco de Marilyn y un tocador. No guardo mucha ropa allí, guardo sobretodo ropa punk. Las tres cosas más caras que jamás he comprado, incluida mi casa actual, son mi abrigo de piel, una cadena de diamantes y mis perlas Mikimoto.
 
Entrevistador: ¿Cómo crees que se sentirá la gente en el futuro con la moda de ahora mismo?
 
Gaga: No estoy segura. Creo que habrá una resurrección de algunas de estas estéticas, las más atrevidas. Aquellos que se han suavizado a si mismos para vender puede que ahora estén haciendo dinero, pero están estafando a su leyenda. Siempre pienso para mí misma: «¿Cómo quiero ser recordada?» No quiero ser recordada de otra manera que no sea valiente. La única buena intención en hacer dinero es para ayudar a los demás. Quiero ser Oprah. Quiero ser Melinda Gates. Si alguna vez vendo otro producto que no sea mi talento, entonces será para dar más a los demás.
 
Entrevistador: ¿Qué es lo que te emociona de actuar en el espacio?
 
Gaga: Sinceramente, no puedo esperar. No puedo esperar a diseñar la actuación. Estoy subastando mi segundo asiento (en el viaje) para recaudar dinero para la fundación Born This Way. Quiero crear un momento que trate de algo más que yo. Actuar en el espacio es todo un honor. Quiero retarme a mi misma a pensar en algo que no sólo junte a todo el mundo, sino que también tenga un mensaje de amor que explosione en el más allá.
 
Entrevistador: ¿Algo en lo que seas mejor ahora que cuando eras joven?
 
Gaga: Soy mejor con la comida. Ya no tengo ningún desorden alimenticio. También soy mejor en no dejar que la gente se aproveche de mí. Cinco años atrás, cuando descubrí a alguien con fines ocultos dejé que se quedara a mi lado. No quería creerlo. Pensé, si lo ignoro, quizás vuelvan a verme, soy una persona, no una muñeca. Pero no funciona así. Ahora hablo claro. Me he dado cuenta de que es mi culpa que la gente se aproveche de mí. Debería estar al lado de gente que aprecie mi talento, mi salud y mi tiempo. No seré un peón para el futuro negocio de nadie. Soy una artista. Merezco más que ser leal a gente que sólo cree en mí porque hago dinero.
 
Entrevistador: ¿»Romeo y Julieta» o «Titanic»?
 
Gaga: «Romeo y Julieta» tanto la versión de Shakespeare como la de Baz Luhrmann me cambiaron profundamente cuando era pequeña. Pero tengo que decir que «Titanic» es también un clásico.
 
Entrevistador: ¿John Lennon o Paul McCartney?
 
Gaga: Quiero muchísimo a Paul, pero fui y seré siempre una chica Lennon.
 
Entrevistador: ¿Crees en los fantasmas?
 
Gaga: Sí. Tengo muchas ánimas viejas a mí alrededor todo el tiempo.
 
Entrevistador: ¿Cuáles son tus placeres ocultos?
 
Gaga: Las prostitutas rusas y la ginebra barata. Al menos soy honesta.
 
Entrevistador: Si fueras un animal, ¿cuál serías?
 
Gaga: Un unicornio.
 
Entrevistador: ¿Cuál es el mito sobre ti que te gustaría disipar?
 
Gaga: Que soy un mito.
 
Entrevistador: ¿Algo verdadero sobre ti que la gente debería saber?
 
Gaga: Que no es una obra.
 
Entrevistador: ¿Cuál fue la última vez que reíste a carcajadas? ¿Y por qué?
 
Gaga: Hoy. Mi Taylor me ha robado mis calcetines de Bob Esponja de Tokyo.
 
Entrevistador: ¿Cuál fue la última cosa de la que hablaste con tu madre?
 
Gaga: El año pasado pasé por momentos duros. Me sentí muy aprovechada por gente en la que confiaba. Le pregunté a mi madre: «Trabajo muy duro. Nunca paro. Nunca digo no ¿Por qué esta persona no me quiere, mamá? ¿Por qué esta persona estaba dispuesta a hacerme daño a cambio de ayudarse a sí misma? ¿Por qué yo no era suficiente? ¿Por qué el dinero es más importante que yo?». Ella me recordó perdonar a otros por no ver a Dios donde yo lo veo. Veo a Dios en mis fans. Me dijo: «Te hacen daño porque no utilizas este camino. Proteges fieramente tus inventos porque tú eres tus fans». Me ayudó a entender mis propios sentimientos. Cuando me quitaron la venda de mis ojos, sentí que también estaban tirando de la venda de mis millones de fans en todo el mundo. Me ayudó a perdonar. No puedes forzar a las personas a tener la misma conciencia y el mismo conocimiento que tú.
 
Entrevistador: ¿Cuándo fue la última vez que lloraste?
 
Gaga: Ayer. Soy creativa. Siempre estoy a una risa de las lágrimas.
 
Entrevistador: Si recibieras una visita de tu yo futuro, ¿qué te preguntarías?
 
Gaga: Le preguntaría si quiere hacer un dueto conmigo, eso sería original. Después le diría que estoy muy feliz de que no haya muerto joven.
 
Entrevistador: ¿Hay algo que te arrepientas de haber hecho o de no haber hecho?
 
Gaga: A veces tengo este sentimiento destripador sobre la gente, quizás noto motivaciones secretas o que les importa más el dinero que el mensaje. Desearía haber escuchado ese sentimiento en vez de esperar a que la verdad levantara su fea cabeza. Soy fiel. Pero a veces soy demasiado fiel. Pero nunca lo suficientemente fiel a mí misma.
 
Entrevistador: ¿Cuánta atención pones en lo que la gente dice sobre ti?
 
Gaga: Nunca he tenido este tipo de relación con el arte, ese tipo de hipercrítica que siempre está alrededor. A menudo pienso que la gente no sabe qué pensar de mi, y precisamente ese es el objetivo de muchas de mis creaciones. Incluso en esos días pasados con Lady Starlight, mi compañera original, teníamos como objetivo dejar a la gente perpleja. Este sentimiento de perplejidad no es ni malo ni bueno, simplemente es. Aún si la crítica se da cuenta de ello o no, han estado discutiendo desde mi nacimiento público. ¿Está bien o está mal? Esa era la intención de ese ritmo infantil, mi objetivo era confundiros con mis versos en la canción «Applause». La conversación aún sigue porque no saben que pensar. Aún se están rompiendo la cabeza. Este agarre es mi forma de arte, y es poderoso, porque tanto si les gusta o no, aún están hablando sobre ello.
 
Entrevistador: ¿Cuál es lo cosa más grande que has aprendido de ti misma hasta ahora?
 
Gaga: Me deprimí mucho a finales de 2013. Estaba exhausta de luchar con la gente. No podía ni siquiera sentir el latido de mi corazón. Estaba enfadada, cínica y tenía esa profunda tristeza como un áncora arrastrándome a cualquier lugar donde fuera. No quería seguir luchando. Sentía que no podía estar de pie por mi misma otra vez. Pero el 1º de enero, me desperté, empecé a llorar de nuevo, me miré al espejo y me dije: «Sé que quieres luchar. Sé que piensas que no puedas, pero lo has hecho antes. Sé que duele, pero no sobrevivirás a esta depresión». Realmente me sentía como si estuviera muriendo, mi luz estaba completamente apagada. Me dije a misma: «Sea lo que sea lo que hay aquí, aunque sea sólo una molécula de luz, la encontrarás y la multiplicarás. Tienes que hacerlo por ti. Tienes que hacerlo por tu música. Tienes que hacerlo por tus fans y tu familia». La depresión no se lleva tus talentos, simplemente hace que sea más difícil encontrarlos. Pero siempre los encuentras. He aprendido que mi tristeza nunca ha destruido lo que es bueno en mí. Sólo tienes que volver a esa grandeza, encontrar esa luz que queda. Soy afortunada y he encontrado un pequeño atisbo de luz almacenado.
 
Entrevistador: ¿Eres feliz?
 
Gaga: Hoy sí.
 
Entrevistador: ¿Qué quieres escribir en tu lápida?
 
Gaga: «Difundió el amor con cada invento».
HArpeR's14

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *