Ed Majcina, ex guardaespaldas de Lady Gaga habla sobre ella

Lady Gaga At Sydney Airport 122720

Uno de los antiguos guardaespaldas fue entrevistado y declaró lo siguiente textualmente para CNBC.com, contando su experiencia personal y la de cómo afrontó trabajar con una estrella del Pop:

Ganaba alrededor de 200 y 500 mil dolares al año, pero estar con ella todo el día no era una tarea fácil.

En Quintessentially People, agencia de reclutamiento que ofrece atención familiar de la realeza, políticos y ejecutivos internacionales, así como personas de «alto perfil» en la música, moda, cine y televisión. Cuando se trabaja con celebridades, la agencia está más a menudo en busca de un chef privado, un guardaespaldas o un asistente de viaje personal.

Soy fundador del Grupo pretoriano, que proporciona servicios de protección personal. Soy el ex guardia de seguridad de Lady Gaga, Steve Forbes, Meg Ryan, Lindsay Lohan y Robert DeNiro. Después de ocho años en el ejército y con mi experiencia de guerra en Irak pasé a trabajar con celebridades.

Es una especie de una pequeña comunidad, la gente con la que trabajo. Cuando trabajé con Lady Gaga se me obligó a firmar un contrato de confidencialidad lo cual no me permitía decir las cosas que hiciera, dijera o afirmara en secreto. Desde ese entonces implemento el «contrato de confidencialidad» con las demás celebridades con las que mis empleados trabajan. 

Lady Gaga exigía que sus guardias hablaran varios idiomas (al menos 5), formación médica y que hubiesen estado cinco años en la universidad de Ivy League. Gaga por lo general es muy leal y honrada con todo el mundo, sin embargo siempre ha sido blanco de amenazas. 

Gaga siempre ha estado sujeta a múltiples amenazas vía correo electrónico y redes sociales. Hay muchas personas que la acosan, fans locos que presentan comportamientos inadecuados. Con Gaga siempre hay que controlar las multitudes, tenemos que estar listos para atravesarnos entre el público, las balas y el cliente. 

Con Gaga caminando entre el público las cosas son tensionantes, todo el mundo puede verla caminando tranquila por la calle saludando a sus fans, pero mientras tanto nosotros estamos alerta. Todas las veces tenemos que estar dispuestos a poner en peligro nuestras vidas, de lo contrario es aconsejable buscar otro trabajo.

En cuanto a la relación cliente-empleado, es difícil con Gaga porque ella quiere volverse tu amiga, y eso es algo que no se permite en un trabajo como este. Sin embargo, a veces las relaciones no profesionales con tu cliente pueden volverse algo muy divertido y de verdad que yo de alguna manera lo he disfrutado, que lo digan los zapatos Giuseppe Zanotti que Gaga me regaló. 

Eres tan bueno como tu último esfuerzo, pero si tú cometes un error en el escenario mundial, y estoy caminando por la calle con Gaga y alguien hace algo para lastimarla, mi carrera habrá terminado, incluso hasta mi vida…»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *