Critica de Born This Way por The Word

Es difícil recordar la última vez que alguien hizo un álbum como “Born This Way”. El sonido de el – una mezcla de techno industrial de alto octanaje y euro-pop con una fuerte influencia de Bruce Springsteen – es inusual, para empezar. Luego está el tema de importancia – las leyes de inmigración, la muerte, la espiritualidad, la prostitución, el amor y el estrellato – y el hecho de que, en un mundo en que

los artistas entran al estudio y cantan lo que sea que sus A&R les digan que canten, este LP Pop esta manejado completamente por el artista. Este es realmente un álbum peculiar; un intransigente, audaz set de canción que están diseñadas para vender – y se vende – en millones de unidades.

La fase imperial de Lady Gaga comenzó en 2009, cuando su sello discográfico le exigió un par de canciones para incluirlas en una re-edición deluxe de “The Fame”. Su respuesta fue entregar “The Fame Monster”, un álbum independiente de ocho pistas conceptuales. Para el artwork de la edición deluxe, ella insistió en una nueva sesión de fotos con Hedi Slimane, un photoshoot gótico blanco-y-negro anti-belleza de Gaga, con una peluca negra y el delineador corrido en el ojo simulando a la sangre. Era una imagen desagradable y hermosa, pero el cd “Monster” no era una gran estupidez; en el se encuentra “Bad Romance”, canción que la llevo a la estratosfera del pop. A los ojos de los medios de comunicación y de muchos fans, su reinado intocable, breve pero espectacular, terminó en febrero de este año, cuando la canción principal de este álbum – el single “Born This Way” – no estuvo a las alturas de las expectativas. Pero mientras que Lady Gaga se equivoca a veces, ella lo hace bien, de tal manera que la sombra que proyecta en el resto del pop parece casi injustamente larga y oscura.
Quita el vestido de tocino y las melodías están todas bajo control. Hay algunos destellos de un talento extraordinario de Gaga, sólo 25 pero aún 23 [años], cuando parte de este álbum fue escrito y grabado. La euforia que suena a belter de “The Edge Of Glory”, inspirada en la muerte de su abuelo, se trata del momento justo antes de la muerte, cuando te das cuenta de que has ganado en la vida, e incluye al saxofonista de la “E Street Band”, Clarence Clemons. Esta no es es la única canción con guiños de la historia pop – desde la sesión de escucha que “The Word” tuvo en marzo, Brian May ha sido añadido a una de las canciones, mientras que otra melodía no estuvo disponible como “The Word” lanzo en su prensa (“You & I”, una balada que ha sido presentada en vivo), se retrasó debido a que Gaga estaba esperando a Mutt Lange para que interviniera y produjera la canción.
“Hair” es el segundo de tres Bruce-delirante números que capturan el espíritu extraño pero seductor del álbum, los instrumentos y la electrónica conjuran una atmósfera que, como Gaga misma, se siente auténtica y sintetizada. En el coro ella canta: “This is my prayer, that I will die living just as free as my hair” (“Esta es mi oración, que voy a morir de vida tan libre como mi pelo”). Parece, a primera escucha, como una analogía fácil y fantástica – ahí va Gaga con su corte de pelo ridículo! – Y funciona espléndidamente en ese nivel, si eso es todo lo que está después. Luego Gaga se contextualiza con cuentos de su educación católica – estrictas normas de corte de pelo y todo – y esta canción pop desenfrenada, escrita desde la perspectiva de un adulto liberado, comienza a sentirse como un “es un pecado” de la era digital. El pop no es necesario que tenga un comentario de director, claro, y “Hair” funciona igual de bien que una gran y estúpida canción pop, pero lo fantástico es saber que se trata de pop con algo debajo.
Hay canciones igualmente reflexivas en el resto del álbum – la techo-política festín-hablada “Government Hooker”, la María Magdalena inspirada y balada electrónica “Bloody Mary” y la anti-ley de migración y golpe bajo “Americano” – y es muy refrescante. Pero poniendo los agradecimiento a un lado por un momento, la verdadera pregunta es, y siempre tiene que ser: son las canciones buenas? En realidad, son muy buenas. “Marry The Night” se siente como una canción de Whitney Houston y el single más reciente, “Judas”, tiene incluso unos toques de Abba, cosa que ha llevado a algunos críticos a decir que el estribillo es “demasiado pop”. Acusar a Lady Gaga de ser demasiado pop se siente como acusar a un ladrillo de ser demasiado-ladrillo. De cualquier manera, mala suerte, porque ahora se siente como si “es” pop, y “Born This Way” ofrece la sustancia suficiente para asegurar una derramada de estilo.
Lady Gaga está considerando el lanzamiento de nueve singles de este álbum, una idea ambiciosa, pero dada la amplitud del material que se ofrecen aquí, no una tonta. El artículo acabado es probablemente imperfecto – ha sido un cuarto de siglo desde que un solo de Brian May fuese una perspectiva atractiva – pero ya se siente como que “Born This Way” es un álbum pop de punto de referencia.
Fuente: Madre Monster

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *